Tarimas Flotantes

Tarima Laminada

Tarimas de Madera

Tarima Exterior

Césped artificial

Revestimiento de paredes

Adhesivos y barnices

Tarimas flotantes de la mejor calidad

Encuentra todo lo necesario para instalar tarima flotante en tu hogar. Disponemos de materiales de gran calidad en nuestros almacenes además de los adhesivos y barnices para conseguir un acabado único y profesional.

Podrás encontrar distintos tipos: tarimas laminadas, de madera, materiales especiales para instalarla en exterior y mucho más…

Las tarimas flotantes son una de las soluciones más solicitadas para suelos de interior y de exterior. Las ventajas que ofrecen no son pocas, ya que permiten tener un suelo bonito, de gran calidad, útil y cómodo con muy poca obra. En interior, las tarimas flotantes pueden ser colocadas sobre cualquier otro suelo sin dificultad y en el exterior, la obra que necesitan es mucho menor que la de otros tipos de suelo.

Además de contar con diferentes tipos de tarima flotante también te ofrecemos los adhesivos y barnices que necesitas para lograr acabados únicos y muy profesionales.

Tarimas flotantes: materiales

Las tarimas flotantes pueden estar fabricadas en diferentes materiales. En interior, lo habitual es que sean de madera o de laminado. Las tarimas flotantes de madera tienen a su favor la belleza de un producto natural que es inimitable, además de que estamos hablando de un material que podríamos calificar como eterno. La madera puede ser de diferentes tipos y tener acabados distintos en función del barniz aplicado.

Los suelos laminados tienen la ventaja de que no necesitan ningún tipo de mantenimiento, siempre se ven igual de bonitos y no precisan de lijados o barnizados con el paso de los años. Sin embargo, su vida útil es inferior a la de la madera. La vida útil de los suelos laminados va a depender de la calidad y del grosor de su capa protectora. Estos detalles también influyen en el precio final del suelo laminado, aunque es generalmente más económico que el suelo de madera.

Tarimas flotantes para exterior

Las tarimas flotantes también pueden instalarse en el exterior. En estos casos podemos recurrir a tarimas de madera o a tarimas sintéticas. Las tarimas de madera son muy bonitas, aunque muchos las acusan de ser poco prácticas en lugares en los que hay mucha humedad y sol, ya que esto producirá desgastes que obligarán a realizar mantenimientos. Sin embargo, hay maderas de gran calidad tratadas y muy resistentes al agua que pueden soportar este tipo de inclemencias sin alterarse durante años.

Las tarimas sintéticas se mantienen inalterables incluso cuando están en contacto con cloro o con el sol directo, aunque como ocurre con los suelos laminados de interior su vida útil es más limitada. También se debe de tener en cuenta que en caso de que sufran algún daño no hay posibilidad de repararlas, sino que hay que cambiar la parte que se ha estropeado. Su ventaja es su precio, ya que resulta más económica y estéticamente es también impecable.