Seleccionar página

Si estás dudando si poner suelos de tarima y te preguntas cuáles son sus ventajas, este artículo está pensado para ti. Porque hemos querido hablar precisamente de eso, de las ventajas de este tipo de suelos que cada vez son más populares y que podemos encontrar no solo en viviendas particulares, sino también en todo tipo de negocios.

Las tarimas han evolucionado mucho con el paso de los años, por eso ahora son una buena opción tanto para interior como para exterior. Y nos permiten colocar suelos de este material en espacios en los que antes era impensable como, por ejemplo, la cocina o el baño ya que los suelos de tarima son también más duraderos. Mientras que los primeros tenían una vida bastante corta, algo que a mucha gente le echaba para atrás, ahora pueden durar tanto como cualquier otro suelo y se mantendrán bonitos con solo tener un poco de cuidado en su uso y en su limpieza. 

Además, hay que señalar que estos admiten la limpieza mediante robots aspiradores, algo que para muchas personas es fundamental hoy en día ya que este invento facilita llevar a cabo las tareas del hogar y consigue que los suelos se mantengan impecables durante mucho más tiempo.

Los ideales para niños y para mascotas

La tarima es muy resistente a los arañazos, más que la madera que generalmente peca de ser blanda, sobre todo los barnices que la recubren. Por eso, en hogares con niños o con mascotas se recomienda la tarima flotante porque podrán jugar sobre ella y son menores las posibilidades de que el suelo se estropee, siempre hablando de un uso normal y responsable.

En cuanto a los animales, si bien ni la madera ni la tarima van a resistir arañazos de grandes zarpas, sí es verdad que la tarima no se araña cuando caminan sobre ella o cuando corren tanto perros como gatos, mientras que la madera siempre acaba marcada, incluso si se tiene un animal muy tranquilo.

Muy fáciles de colocar

Los suelos de tarima flotante son muy fáciles de colocar. Solo es preciso que haya por debajo un suelo liso. Si por el contrario, contamos con un suelo de baldosa que no está bien colocado, estos pequeños desniveles se pueden corregir con una manta aislante de calidad.

Y si el suelo no está nivelado por el motivo que sea, será necesario hacerlo aplicando algún producto que cubra la totalidad del suelo y cree esa base firme que es imprescindible para colocar las láminas de la tarima.

suelos-de-tarima-sus-ventajas

Cada vez más resistentes

Como ya hemos avanzado, las tarimas flotantes son cada vez más resistentes, tanto es así que encontramos tarimas que son aptas para el cuarto de baño, donde los niveles de humedad son altos y pueden producirse salpicaduras. Si bien no se recomienda poner una tarima flotante en el baño de una casa con niños, lo cierto es que resisten bastante bien el uso diario.

En los últimos años han bajado bastante de precio las tarimas de calidad, por lo que hoy casi todo el mundo opta por ellas cuando antes solo negocios o pisos de alta gama las tenían. Por eso, también ha mejorado el resultado que ofrecen.

Sencillos de limpiar

Los suelos de tarima son muy fáciles de limpiar, incluso si no se posee el robot de limpieza que hemos mencionado. Solo necesitas pasar la mopa con un producto específico para retirar el polvo que se pueda acumular y limpiar las posibles manchas. 

No es recomendable usar la fregona en este tipo de pavimentos, pero si están muy sucios pueden limpiarse ocasionalmente con una fregona muy escurrida, aunque no debe de tomarse como costumbre el hacerlo. Estamos hablando, claro está, de tarimas no específicas para lugares húmedos.

Admiten calefacción radiante

Si bien no es así en todos los casos, muchos suelos de tarima ya admiten el ser instalados sobre un suelo radiante, por lo que resultarán todavía más cálidos y acogedores. Solo tienes que consultar a la hora de adquirir la tarima qué tipo es el que resiste este tipo de calefacción. 

Los suelos radiantes son muy cómodos, permiten caminar descalzos y son ideales para los dormitorios, sobre todo para los de los niños, que suelen levantarse sin preocuparse del frío.

Además de todo lo que hemos dicho, nos queda comentar que el suelo de tarima es más económico que el suelo de madera, lo que también es un factor a tener en cuenta a la hora de decidirse por esta opción. Tampoco necesita obras, lo que es una ventaja respecto a los suelos de otros materiales. Ahora que sabes un poco más sobre los suelos de tarima y cuales son sus ventajas podrás valorar su instalación en tu casa. Ponte en contacto con nosotros y resolveremos todas tus dudas.