Seleccionar página

Todos los interioristas y decoradores se encuentran a menudo con una exigencia común: conseguir que las estancias parezcan más grandes y luminosas. Y para llegar a conseguirlo sólo necesitan los siguientes 5 trucos para que las habitaciones parezcan más grandes que os desarrollamos más abajo:

  1. Olvídate de los armarios estándar
  2. Apuesta por las puertas correderas
  3. Coloca espejos en lugares estratégicos
  4. Opta por estores en vez de cortinas
  5. Utiliza tonos blancos

1- Olvídate de los armarios estándar:

Los armarios convencionales ocupan mucho espacio pero también hacen que se pierda ya que no aprovechan todos y cada uno de los rincones. Por ejemplo, si tienes una columna en la pared y quieres aprovechar el espacio desde la columna hasta la siguiente pared puedes buscar un armario que más o menos encaje, pero solo los armarios a medida se adaptan al cien por cien al espacio disponible, logrando aprovechar muy bien los huecos y dando mayor sensación de amplitud a la habitación.

2- Apuesta por las puertas correderas:

Las puertas convencionales roban espacio a la habitación, ya que hay que reservar el ángulo de apertura de la puerta y en ese lugar no se puede colocar absolutamente nada. Esto condiciona la forma de decorar el cuarto pero, además, la puerta siempre es un pequeño estorbo visual cuando contemplamos una habitación. Según como esté situada, puede incluso restar un ángulo. Una puerta corredera se abre por completo y nos deja ver la habitación al completo en un solo vistazo.

3- Coloca espejos en lugares estratégicos:

Un espejo bien colocado puede reflejar la luz de la ventana y hacer que una habitación poco luminosa se vea un poco más brillante y alegre. Además, de todos es sabido que una buena utilización de un espejo puede hacer que una habitación parezca visualmente más grande. Eso sí, procura no abusar para no caer en un ambiente excesivamente recargado.

4- Opta por estores en vez de cortinas:

Aunque parezca mentira, las cortinas sí que roban algo de espacio en una habitación, especialmente si se colocan cortinones y visillos, algo que siempre ha sido común en los dormitorios. Esos centímetros que la tela va hacia adelante, especialmente si está fruncida, es espacio que se pierde y esto, en una habitación pequeña, se nota. Todo suma cuando se trata de conseguir que un dormitorio parezca más grande y los estores son muy buenos aliados para ello ya que quedan totalmente pegados a la ventana.

5- Utiliza tonos claros:

Una de las maneras más eficaces que conseguir que una habitación se vea más grande es usar tonos claros tanto en los muebles como en las paredes y complementos y, además, que no haya nada por el suelo y todo esté en su sitio. Cuanto más despejada esté la habitación, más grande y más luminosa parecerá ópticamente. Evita todos los adornos que se coloquen en el suelo y también evita aquello que pueda cortar el ángulo de visión, como los doseles.