Seleccionar página

Los armarios a medida son una de las obras que más vas a agradecer en tu hogar. Como su nombre indica, se diseñan a la medida de cada cliente y por eso, es el cliente el que tiene que implicarse en todo el proceso y exponer cuáles son sus necesidades y qué es lo que le apetece encontrarse en su armario. ¿Tienes claro lo que quieres interior de tu armario a medida?

El exterior es importante, elegir qué tipo de puertas se quieren, si se desea que tengan o no espejo o qué tipo de madera y acabado se va a poner. Pero lo más importante de todo va a ser el diseño del interior porque va a ser lo que determine que el armario sea cómodo y te facilite mantener el orden en tus cosas o, por el contrario, no acaba de encajar en tu forma de ver las cosas. Por eso, dedicar tiempo al diseño será una garantía de éxito.

Ten en cuenta el tamaño de tu ropa

Normalmente, el armario de un hombre y el de una mujer son diferentes y eso se debe a la longitud de la ropa. Muchos hombres tienen partes de arriba y partes de abajo, pero no tienen ninguna prenda que los cubra por completo, ni siquiera un abrigo o una gabardina porque no son su estilo de ropa. En cambio, las mujeres sí suelen utilizar ropa de abrigo larga y, además, vestidos.

Esto hace que el espacio de colgar ropa con más altura tenga que ser mayor en el armario de una mujer y, tal vez, ni siquiera sea necesario o resulte muy reducido en el armario masculino. En ambos casos, puede haber dos zonas adicionales de menor altura para colgar por separado las partes de arriba y las partes de abajo, teniendo así mucho más organizado el espacio.

¿Te gusta doblar o colgar?

No todo el mundo organiza el armario de la misma forma. Para algunos, los jerséis se doblan y se colocan en estantes. Otros prefieren colgarlos para que les resulte más fácil verlos. Si te gusta colgar casi toda la ropa, incluidas las camisetas, vas a necesitar una barra de gran tamaño y eso te va a obligar a tener un armario grande. Si no tienes espacio para un armario suficientemente largo, plantéate poner más estantes y doblar esta ropa, ya que aprovecharás mucho mejor el espacio.

Existen en el mercado muchos organizadores para cajones y estantes que pueden ayudarte a colocar tus jerséis y camisetas de manera organizada. Así, te resultará más localizar la prenda que estás buscando y evitarás, además, desorganizar todas las prendas para coger una que esté debajo.

¿Dónde quieres poner tus zapatos?

Es tradicional colocar los zapatos en la zona inferior del armario, pero lo cierto es que esto puede ser un poco incómodo y te obligará a agacharte cada día para escoger los zapatos que quieres ponerte y colocarlos nuevamente en su lugar una vez acabada la jornada.

Una buena idea puede ser la de que el zapatero sea vertical, desde el suelo hasta el techo, haciendo más cómoda una tarea que tendrás que realizar todos los días. No olvides que tiene que haber espacios diferentes para que pueda acomodarse el calzado de caña alta, como las botas de invierno. Esto es más frecuente en el armario femenino.

El espacio sobrante en el fondo del armario puedes utilizarlo como zona de almacenamiento para la cajas de ropa de otra temporada, por ejemplo, ya que solo las tendrás que mover un par de veces en el año. También es un buen lugar para instalar los cajones. Puede haber otra zona de almacenamiento en la parte superior del armario.

Los cajones, fundamentales

Los cajones son una parte fundamental en el interior de un armario a medida. Lo cierto es que son una de las cosas que más encarecen el diseño del interior, porque unos cajones de calidad, que abran y cierren con suavidad, no son baratos. Sin embargo, no hay que quedarse cortos a la hora de colocarlos porque los estaríamos echando de menos cada día.

Los cajones tienen muchos usos diferentes, pero normalmente se utilizan para la ropa interior y para accesorios que no se sabe muy bien donde guardar. Si quieres ahorrar en cajones, puedes colocar en tu barra un accesorio para pañuelos y bufandas y otro para cinturones. De este modo estarán colgados ocupando muy poco espacio y no necesitarás un cajón para ellos. Para relojes, bisutería y broches puedes utilizar cajas de joyero que puedes colocar en estantes a modo de adorno y que también te ahorrarán tener cajones para este fin.

No obstante la ropa interior, los camisones, pijamas, calcetines, medias y pañuelos de mano necesitan de un espacio propio y o mejor para ellos son los cajones, así que no dudes en incluirlos en tu diseño.