Seleccionar página

Cinco arquitectos opinan sobre cómo la COVID-19 modificará las viviendas y cómo hacerlas también más seguras.

Los hogares tendrán espacios versátiles y multifuncionales

Polivalencia, versatilidad o transformación son ideas constantes en las respuestas de los arquitectos consultados. Así, para Pardo “las viviendas deberán ser transformables”; mientras el arquitecto francés Frédéric Ganichot cree que “esta crisis acentuará la tendencia ya existente a diseñar espacios modulares”

Se aprovecharán las terrazas y cubiertas y se potenciará la relación interior-exterior

“Terrazas, áticos o terrazas cubiertas se proyectarán en continuidad con zonas contiguas, dando forma a salones interiores-exteriores, dormitorios con patios privados, etc.”, dice Javier San Juan, fundador del estudio lado blanco arquitecturas.

En este mismo sentido se expresa Ganichot; para el que “los interiores en los hogares irán adquiriendo cada vez más condición de espacios exteriores”. Más allá va el arquitecto italiano Tommaso Giunchi, que cuenta que tiene amigos y clientes que afirman que “nunca más vivirán en una casa que no cuente al menos con un pequeño espacio exterior”.

Por otro lado, Pardo también cree que las cubiertas de los edificios tendrán más importancia y que serán “reductos comunitarios de libertad”.

En este aspecto, el arquitecto Moisés Royo, fundador de Muka Arquitectura, cree que sería una buena idea establecer una superficie mínima de zonas verdes para cada bloque de viviendas que no compute a efectos de edificabilidad (y con ello, a la rentabilidad de la promoción).

www.agloma.es