Seleccionar página

Las encimeras son una parte fundamental de la cocina, no solo por la estética, sino porque van a ser la base sobre la cual vamos a trabajar cada día. Hay que elegirla teniendo en cuenta ambas cosas, que nos guste y que quede bien con los muebles, pero también debe ser suficientemente resistente para que no se estropee en poco tiempo.

Las encimeras de madera aglomerada son las que tienen mejor relación calidad precio y las que necesitan menos mantenimiento para verse bonitas.

Aglomerado y MDF, la combinación perfecta

Las encimeras que fabricamos tienen un núcleo central de resistente aglomerado, que está contenido entre dos capas de madera MDF. Este material aporta gran solidez a la encimera, consiguiendo así, que tenga una alta calidad y que se convierta en un producto pensado para soportar el trabajo diario durante muchos años.

La madera está recubierta por un papel barrera y, finalmente, el acabado decorativo, también muy resistente. Este último acabado puede ser con canto recto o con corte redondeado, al gusto de cada cliente. La pieza está perfectamente rematada por laterales y frente para que quede ideal en cualquier cocina incluso cuando los laterales queden expuestos.

Nuestras encimeras se trabajan a medida, para que encajen perfectamente en todas las cocinas. Por este motivo, debes tener encuenta el espacio con el que se cuenta para maniobrar tanto cuando hablamos de subir la encimera a un apartamento como para trasladarla por el interior del mismo, según el espacio de tu hogar, nuestros profesionales te aconsejarán si la encimera se debe  dividir o si se puede transportar en una única pieza, esto se dará únicamente en casos en los que el transporte no sea posible.

Tratamientos hidrófugos, marcan la diferencia

Para que una encimera además de bonita sea muy duradera, es importante que sea resistente al agua. El agua es el principal enemigo de una encimera, ya que, si esta no es de calidad o no está bien instalada, puede penetrar provocando que la encimera se hinche o incluso se deshaga en los bordes y uniones.

En una cocina es normal que una encimera se moje, por eso, decimos que debe ser capaz de soportar el trabajo diario sin alterarse. Los tratamientos hidrófugos garantizan estos detalles al tiempo que marcan la diferencia entre una encimera de alta calidad y otra de calidad media o baja.

El acabado y la gran variedad de opciones

Todo lo que hemos visto hasta ahora, se encuentra en el interior de nuestras encimeras, son detalles importantes. Pero, lo que de verdad vamos a ver cada día, es el exterior, por eso debes saber que elegir un acabado bonito, que encaje en la cocina, será fundamental.

El blanco total es una opción muy limpia que a mucha gente le encanta, muebles blancos y una encimera blanca en el mismo tono, para dar sensación de pulcritud. Es una opción que está de moda, tanto si se elige la encimera blanca como si se prefiere un acabado que imite, por ejemplo, al mármol blanco con sus vetas.

Otros clientes prefieren los contrastes y escogen una pieza oscura para contrastar con muebles claros y viceversa. Las encimeras negras, que imitan a la piedra oscura o las que simulan granito, son realmente bonitas y quedan ideales con varios tipos de muebles. Además, aportarán a la cocina un toque sofisticado.

La opción de las encimeras de madera, es una de las favoritas en los últimos años. Los acabados que imitan a los distintos tipos de madera natural son tendencia y dan un aire muy retro a la cocina que encaja con las modas vigentes.

Nuestro catálogo de opciones, es muy amplio, además, nos gusta renovarlo cada cierto espacio de tiempo para adaptar nuestra oferta a las modas y tendencias que van cambiando con el paso del tiempo. De este modo, garantizamos que todo el mundo tenga una cocina personalizada y a su gusto.

La mano del profesional, muy importante para conseguir un buen resultado

Colocar una encimera tiene su truco, y no todo el mundo sabe hacerlo bien, por ejemplo, si la cocina no es excesivamente grande, lo más ideal es que se coloque una encimera a medida de una sola pieza. Al evitar los cortes y las uniones, se evitan zonas débiles, susceptibles de que entre la humedad y que puedan dar problemas con el paso del tiempo. Además, la ausencia de cortes hace que la encimera sea visualmente más bonita.

Hay algunos cortes que son inevitables, como el que se hace para colocar el fregadero o la vitrocerámica, pero deben estar bien hechos, sobre todo, para sellar perfectamente las uniones evitando las filtraciones de agua o de grasa.

Encontrarás muchas formas de hacerlo, pero nosotros te aconsejamos que cuentes con un equipo de profesionales para que instalen tu nueva encimera. Cuenta con nosotros para la renovación de tu cocina, contacta para resolver todas tus dudas.