Seleccionar página

¿Cada vez que abres el armario toda tu ropa se abalanza sobre ti? Existen soluciones sencillas y cómodas que pueden hacer que tu armario deje de ser ese caos que lo lleva caracterizando hace tiempo y se llegue a convertir en un espacio ordenado y armonioso.

Con estos sencillos consejos vas a conseguir encontrar tu blusa favorita a la primera o el jersey que te regaló tu suegra para la cena de navidad, si quieres encontrarlo, claro. 

armarios-agloma-mantener-orden

#1. Olvida la nostalgia

El primer paso, sin duda, es el más difícil pero el más necesario. Si quieres tener un armario totalmente organizado vas a tener que desprenderte de esa ropa que llevas años apilando en un rincón

Separa lo que vas a seguir usando y retira lo que no. Es sencillo: Lo que no te hayas puesto el último año, seguramente no te lo vas a poner más. Así que directamente al sector de la ropa para donar o regalar (nada de tirar).

#2. Organiza

Una buena manera de organizar tu armario es hacerlo, o bien por categorías, o bien por colores. Es decir, puedes optar por agrupar en un mismo lugar las prendas que sean de los mismos colores (lo que también es muy agradable para la visa); o bien, agrupar las prendas según categorías como jerséis con jerséis, camisas con camisas, etc..

Es importante que antes de eso elijas con cuidado cuáles son las prendas para colgar y cuáles son las prendas para guardar en los cajones

Artículos como el algodón o el lino se arrugan con mucha facilidad y, a no ser que te guste mucho la plancha, es mejor que las reserves para colgar. 

En cuanto a la ropa de colgar… No te decantes por perchas de mala calidad porque a la larga van a acabar saliendo más caras y, lo peor, si usas materiales como el alambre pueden dañar el tejido de tu ropa.

#3. Coloca barras a diferentes alturas

La idea es que utilices todo el espacio posible. Lo ideal es poder llegar lo más alto que puedas. Para ello, coloca varillas de tensión o ganchos en la parte superior del armario. También puedes colocar una balda sobre la zona de las perchas para guardar ropa de otras temporadas o accesorios como bolsos, bufandas o prendas más formales.

#4. Usa ganchos

Los ganchos dentro del armario son un complemento ideal para aprovechar al máximo el espacio que queda en la zona de la pared. De esta manera podrás colocar bolsos, bufandas, corbatas o, incluso, sombreros de manera sencilla y pudiendo acceder al contenido sin tener que zambullirse en tu armario.

#5. Incluye una zona para tus zapatos

Si no tienes un zapatero externo puedes colocar baldas en la zona interior del armario y guardar allí los zapatos que más te gusten

Puedes ordenarlos según estilos o guardar en cajas los zapatos que no sueles usar con frecuencia como los zapatos de salón o los reservados para eventos especiales. Y si colocar estas piezas te resulta difícil, siempre tienes la opción de un zapatero externo. En la actualidad existen de muchos tamaños y si el espacio es un bien preciado para ti, puedes colocarlo incluso detrás de una puerta.

#6. Baldosas retráctiles, una opción increíble 

Este tipo de elementos como las conocidas baldosas retráctiles o los cajones que no tienen parte frontal son otra opción para poder ver todo sin tener que abrir nada. De esta manera podrás organizar, por ejemplo, todos los zapatos en un rincón, pudiendo ver de un solo vistazo todo lo que hay dentro.

Los ganchos retráctiles también pueden ser una opción más que interesante para tu armario. Este tipo de ganchos te permitirá tener todo organizado y lo mejor es que tendrá un fácil acceso.

#7. Estanterías a medida

Si no encuentras el armario ideal para ti; ese armario que te permita tener una balda especial para tus deportivas favoritas o unos cajones exclusivos para tus corbatas, siempre puedes optar por estanterías a medida o vestidores con los que dar un espacio privilegiado a tu ropa y accesorios y, a la vez, conseguir un hogar totalmente armonioso y adaptado a ti.

como-mantener-armario-orden-consejos

#8. Organizadores de cajones

Si eliges organizar tus prendas pequeñas como la ropa interior o los calcetines en compartimentos, no solamente ahorrarás espacio, sino que podrás acceder a todo el contenido sin la necesidad de desordenarlo todo

La ropa interior, de hecho, se constituye por prendas difíciles de organizar debido a su tamaño. Gracias a este tipo de compartimiento podrás colocar cada calcetín en un compartimento y evitarás que se mezclen entre sí.

#9. Usa etiquetas

En el caso de que tu armario también vaya a ser el lugar donde guardar la ropa de otras temporadas, es muy útil que etiquetes todo según la categoría. Puedes poner una caja explosiva para guantes y bufandas y señalar con una etiqueta que quede a la vista. De esta manera no tendrás la duda el resto del año del contenido que hay en esa caja.

 

Encuentra en Agloma tu armario ideal de la mano de profesionales del orden, la estética y la distribución de espacios.