Seleccionar página

Las cocinas modulares son aquellas que están formadas por una combinación de armarios previamente diseñados, que se fabrican con medidas estándar variadas. Al contrario que las cocinas a medida, este tipo de cocinas cuentan con armarios que tienen una serie de características fijas que no se pueden variar, pero entre los que puedes elegir una selección de tamaños y características que te permiten configurar una cocina altamente personalizada.

Aunque no se trate de una cocina fabricada a medida, la personalización que permiten los módulos es tan precisa que el resultado no tiene nada que envidiar, ya que, también se adapta a cualquier espacio, consiguiendo un resultado perfecto para las necesidades de cada estilo de familia.

La clave para que una cocina modular tenga éxito, está en los tamaños, los modelos y los acabados que se ofrecen, para lograr que cada cliente encuentre aquello que andaba buscando. Además de estas características, destacará la calidad de los materiales, una parte indispensable para nosotros, que nos ayuda a que te sientas realmente satisfecho con el resultado final de tu cocina. Ya que, los módulos que has elegido, encajarán perfectamente en el espacio para darte la sensación que ha sido diseñado pensando únicamente en ti.

Módulos de distintos tamaños

Como decíamos, los módulos y sus diferentes tamaños son esenciales para poder construir cocinas modulares que se adapten a todos los espacios. Normalmente, existen tres grandes grupos de muebles modulares: los pensados para la parte inferior de la cocina, los diseñados para la parte superior y los muebles en torre que van desde el suelo hasta el techo que pueden contener; frigorífico, hornos o una despensa de gran tamaño.

Los muebles superiores pueden ser de dos alturas, según dónde quieres que lleguen, la primera opción será hasta el techo y la segunda con una altura más accesible. Tanto los superiores como los inferiores, tienen distintos anchos ideales para que los combines como más te guste.

Por supuesto, otro tipo de mueble que no pueden faltar, son los los pensados para construir islas y penínsulas, ni tampoco nos podemos olvidar de los muebles esquineros, los más se usados para crear cocinas con forma de ele o de U.

Módulos para diferentes necesidades

No todos los módulos tienen la misma misión, por eso en tu nueva cocina debes contar con los destinados al almacenaje, los más sencillos, únicamente tienen un estante o dos – según el tamaño -. También es importante que incluyas módulos adaptados a tus electrodomésticos, como por ejemplo los pensados para empotrar el horno o el microondas.

Los muebles con cajones son imprescindibles en cualquier cocina, los encontrarás de cajones con varias profundidades, este estilo es perfecto para que puedas guardar; cubiertos, paños de cocina, utensilios de mayor tamaño, e incluso pequeños electrodomésticos como la tostadora o el exprimidor. Por otro lado, están los módulos inferiores, los que están pensados para soportar peso como la encimera de tu cocina.

Aunque tengan varios usos, todos los tipos de módulo cuentan con una característica común, todos cuentan con piezas para rematarse por los lados que quedan a la vista. Estas piezas tienen un acabado similar al de las puertas y frentes de los cajones que ayudan a dar vistosidad al trabajo final.

Materiales de gran calidad

Esta es la parte más importante, ya que, los materiales con los que se fabrica el módulo, serán los que determinen la calidad de la cocina. El armazón de la cocina, es decir, el mueble propiamente dicho, debe estar bien tratado para soportar la humedad propia de esta estancia, sin que penetre en la madera para evitar que se hinche y se estropee.

También es importante contar con un tratamiento contra el calor, para que el mueble no se estropee rápidamente en caso de que, por ejemplo, un fogón se quede encendido. Esto es algo que ya no nos sucede tanto, pero igualmente, una cocina de calidad debe ser capaz de soportarlo sin deteriorarse.

Las puertas deben tener un acabado que resulte impecable estéticamente hablando, ya que, las puertas y los frentes de los cajones son las partes de la cocina que más se ven y las que determinarán su imagen. Por eso, tienen que tener un acabado que además de ser de máxima calidad, también debe ser bonito, atractivo y actualizado según las tendencias del momento.

Contacta con nuestros expertos para conseguir toda la información que necesitas sobre tu nueva cocina modular. Solo trabajamos con los materiales de la mayor calidad. ¡Te esperamos!

Remates profesionales

Uno de los aspectos fundamentales de una cocina es cómo está rematada. Las cocinas modulares, pueden dejar pequeños huecos que es necesario rematar de una forma profesional para que todo parezca estar realizado para las medidas exactas de tu cocina.

Las manos de los profesionales que instalan nuestras cocinas y las soluciones propuestas en los diseños creados para cada hogar, hacen que este tipo de cocina cuenten con acabados muy cuidados para que tu espacio esté a la altura de las cocinas de los mejores restaurantes.