Seleccionar página

Las  cocinas a medida permiten que cada persona se diseñe la cocina de sus sueños sin tener demasiadas cortapisas. El presupuesto y el espacio serán los límites a los que tendrán que ceñirse para construir la cocina que les gusta, pero no tendrán que preocuparse de las medidas de los muebles o del máximo de altura que pueden tener los muebles superiores.

Hay ciertos elementos que no pueden faltar en ninguna cocina a medida y, para nosotros, estos son los cinco imprescindibles para conseguir un fantástico diseño.

1- Muchos cajones de diferentes tamaños:

Los cajones son una parte importantísima en la cocina. Los de pequeño tamaño sirven para guardar los paños de cocina y otros pequeños objetos que se usan habitualmente. Los grandes y con muy poca profundidad son perfectos para los cubiertos, mientras que aquellos más hondos valen para guardar ollas, sartenes o incluso los platos.

Los cajones son una de las maneras más efectivas de mantener orden en la cocina y de que todo esté en su lugar y sea fácil acceder incluso a lo que se guarda más al fondo. Pero también tienen su lado negativo y es el precio. Muchas personas, al diseñar una cocina a medida, piden que toda la parte inferior sean cajones, pero al ver el precio cambian de idea y colocan alguna alacena convencional al ver el alto valor de los mismos. Los cajones de calidad, con buen cierre suave y con capacidad, son caros, pero merece la pena hacer el esfuerzo para colocar varios en la cocina.

2- Buena iluminación:

La iluminación es muy importante en la cocina. No solo la general, sino también la que va empotrada en los muebles. Algunas alacenas de gran tamaño pueden llevar incluso luz en su interior para que al abrir la puerta, se iluminen y se pueda ver mucho más fácilmente todo lo que hay dentro. Esto permite una mejor organización de todo y una búsqueda más rápida.

Lo habitual es que la zona de la encimera esté iluminada con luces empotradas en los muebles que van situados en la parte superior de la cocina. Así, la zona de trabajo siempre tendrá luz directa y se facilitará cualquier tarea, así como los trabajos de limpieza.

3- Amplia despensa:

Algunas casas cuentan con la ventaja de disponer de una despensa independiente de la cocina o de un armario de obra que realiza esta función dentro de la misma cocina. Pero si no es el caso, al realizar una cocina a medida es importante dejar suficiente espacio para almacenar la comida. Si la cocina lo permite, un mueble despensa independiente puede no solo ser decorativo, sino ser muy útil porque ampliará la capacidad de almacenamiento.

En caso de cocinas muy pequeñas, esta función tendrá que ser suplida por alacenas normales que se intentará que tengan el máximo de capacidad haciendo que tengan más altura de la convencional, por ejemplo. Al realizar cocinas a medida no hay que conformarse con las medidas estándar de las alacenas, por eso se puede hacer que lleguen incluso hasta el techo. En la parte superior se pueden guardar las cosas que no se utilizan habitualmente, incluso ollas o robots de cocina, dejando todo el espacio al alcance de las manos para los alimentos que se usan a diario.

4- Un horno alto:

En algunas viviendas en las que se cocine con mucha frecuencia puede ser que consideren imprescindible tener dos. El horno siempre debe de estar a la altura de las personas para no tener que agacharse para comprobar cómo está el plato, para poder poner y quitar las bandejas con comodidad y evitando los posibles accidentes y, además, para poder limpiarlo con total comodidad.

Al igual que el horno convencional debe de estar alto para dar el máximo de comodidad, el microondas también debe de estar a una altura cómoda. Está demostrado que cuando estos aparatos están bien situados en la cocina se acaban usando mucho más, por lo que es importante darles su lugar en el diseño de la cocina.

5- Pequeños detalles personales:

Se trata de espacios creados según las necesidades de cada familia. Para algunas personas puede ser muy importante contar, por ejemplo, con un lugar específico para las patatas y para otras verduras que no necesitan frío. Un cajón de gran tamaño en el que poder extenderlas y almacenarlas sin que se estropeen. Para otras familias, será mucho más importante que eso contar con una pequeña vinoteca  donde guardar sus caldos más selectos. Y otros considerarán imprescindible una cafetera empotrada de alta gama. Cada familia es diferente, tiene unas necesidades específicas y lo bueno de las cocinas a medida es que pueden tener todo eso que quieren, por raro que pueda parecer en otras casas.