Seleccionar página

Instalar un vestidor en casa, es una gran decisión. Desde Agloma, te recomendamos que optes por un vestidor a medida, fabricado expresamente para ti, adaptado al espacio del que dispones y en el que se pueden incorporar todas las personalizaciones que deseas.

Además, vas a poder elegir todos los detalles, desde el alto exacto de los armarios, hasta la distribución de todas las estanterías.

En el post de hoy, vamos a recordarte todas las ventajas que tiene contar con un vestidor en el hogar. Si todavía te lo estás pensando… Deja que te ayudemos a resolver tus dudas, estás ante la decisión correcta, tu vivienda va a ganar en orden, comodidad y estética.

5 motivos para tener un vestidor

#1 Toda la ropa siempre a mano

Sabrás siempre cuánta ropa tienes y de qué tipo de prendas dispones, ya que el espacio del vestidor, te permite tener toda tu ropa siempre a mano.

Los cambios de estación ya no serán una pesadilla, ya no vas a tener que guardar la ropa de otras temporadas en esas cajas, que al final, siempre se quedan amontonadas en cualquier rincón esperando de nuevo la temporada que les corresponde. Tendrás a la vista toda la ropa que tienes, te servirá para tener claro la ropa necesitas comprar y el espacio que tienes para guardarla.

#2 Tendrás un espacio para cambiarte cómodo y funcional

Una de las ventajas principales del vestidor, es la comodidad para cambiarse de ropa en su interior, te permite escoger la ropa para cambiarte sin tener que llevarlo todo a la habitación. Con este truco, vas a conseguir que tus espacios estén más despejados y ordenados que nunca. Es una idea perfecta, ya que, además de tenerlo todo ordenado, tendrás toda la ropa a la vista, para facilitarte la elección del estilo que más te apetezca lucir cada día.

#3 El orden será mucho más fácil de mantener

Una de las claves para mantener el orden es que haya un lugar para cada cosa y que todo vuelva siempre a su sitio. Llevamos un ritmo de vida muy rápido y muchas veces no tenemos tiempo para pararnos a ordenar nuestras habitaciones. Con un vestidor, podrás ver donde está cada cosa fácilmente, aunque para conseguirlo, te recomendamos que el primer día organices el espacio de tu vestidor.

De este modo, si lo tienes bien planificado, cada espacio estará perfectamente definido, resultará muy sencillo colgar la ropa en su lugar tras hacer la colada o tras cambiarte antes de irte a dormir.

Pero, lo más importante, es que no tendrás que adaptarte a lo que otra persona considera. El vestidor a medida, está diseñado específicamente para ti, por nuestro equipo de profesionales, que te aconsejará en todo momento.

Si lo diseñas según tus preferencias, podrás combinar espacios para las perchas, baldas para hacer estantes e incluso cajones o con pequeños armarios para tener todo bien organizado. ¡Será muy fácil tenerlo todo en perfecto orden!

Contacta con nuestros expertos para conseguir un resultado óptimo.

#4 Podrás tener todo a la vista o, si lo prefieres, cerrado

Para muchas personas entrar en el vestidor y de un solo vistazo, saber todo lo que hay en su interior, es fundamental. Si eres de este tipo de personas, te recomendamos que optes por un vestidor abierto, una solución ideal, ya que, no tendrás puertas que limiten tu campo de visión.

Por otro lado, si no te gusta ver toda la ropa colgada o en los estantes, puedes incluir puertas para cerrarlo, que pueden ser correderas o más clásicas. que pueden incluir espejos en su interior para verte de cuerpo entero.

El espejo es un elemento fundamental dentro del vestidor, te recomendamos que incluyas uno. Según elijas el diseño, podrás incluir el espejo de un modo u otro; si es abierto, quedará mejor en un espacio central para aprovechar toda la luz que entra en el espacio, y si es cerrado, puedes incluirlo en el interior de una de las puertas o también como elemento central. Te aconsejamos que elijas un espejo de cuerpo entero, será más útil y funcional que otro más corto.

#5 Ganarás espacio en el dormitorio

Una de las opciones más comunes para tu vestidor, es instalarlo en una habitación contigua al dormitorio, es la más usada y también la más eficaz.

Esta situación te facilitará unir el vestidor con el dormitorio, ya que, solo debes abrir una puerta para conectarlos. Aunque esta unión dependerá de tus gustos, también tienes la opción de dejarlos como habitaciones independientes. Nosotros te recomendamos que estén comunicadas para facilitar el acceso.

Ganarás espacio en tu dormitorio, ya que, no vas a necesitar armarios. Podrás decorar la habitación a tu gusto, optando por otro tipo de muebles. De este modo, el dormitorio parecerá mucho más grande y tendrá más posibilidades, convirtiéndose en un espacio más amplio, agradable y personalizable.