Seleccionar página

Existe cada vez una mayor conciencia de la importancia del entorno en el trabajo. La media de tiempo que nos pasamos en el trabajo es de ocho horas, la tercera parte del día y por eso es importante que estemos en un lugar cómodo, que nos haga sentir a gusto y que además nos proporcione las condiciones de trabajo seguras y y más adecuadas.

El empresario sabe que cuando sus trabajadores están en un buen ambiente de trabajo y se cumplen las medidas de seguridad laboral las bajas son muchas menos. Pero si además el ambiente de trabajo es agradable y hace que las personas estén a gusto, se logra además un mejor rendimiento.

Mejorar este ambiente de trabajo pasa por dos tareas fundamentales, la primera es conseguir un buen ambiente entre las personas que forman parte del entorno laboral. Esto no siempre está en manos de la empresa aunque hay cosas que pueden ayudar. Pero la segunda tarea, la de que el lugar de trabajo sea cómodo y las personas se sientan a gusto, sí está en sus manos y, por suerte, este tema comienza a preocupar cada vez más.

En este sentido y ciñéndonos al campo del que somos conocedores, la madera, podemos decir que la elección de los materiales en la oficina es fundamental para crear un buen entorno y que la madera puede ser muy beneficiosa para conseguir un lugar de trabajo en el que todo el mundo, trabajadores y clientes, se sienta a gusto.

Un ambiente relajante

La madera proporciona sensación de relax. Por eso habitualmente se usa en los centros de masaje y en las salas de relajación. La madera también otorga calidez y por eso es bueno usarla en cualquier oficina, ya sea para los muebles o para los suelos. Además, los suelos de madera dan una sensación de hogar que hará que el lugar de trabajo se perciba más agradable.

Los muebles a medida de madera para estanterías y almacenamiento no solo son más atractivos que los de escayola, también transmiten una mejor sensación y resultan bastante más elegantes. Estos muebles son capaces de ofrecer también aislamiento.

Los expertos en decoración relajante recomiendan colocar sobre estos muebles de madera alguna planta, lo que le dará ese plus de relajación al ambiente. Escoger plantas de interior adecuadas para las condiciones de temperatura y de luz que habrá en la oficina es la clave para que estas vivan mucho tiempo y se vean bonitas y frondosas.

La madera es perfecta para contrarrestar un ambiente en el que normalmente hay muchos aparatos eléctricos hechos de plástico y metal, como ordenadores, impresoras, teléfonos o todo tipo de pantallas para la reproducción de imágenes.

Calidez y buen aislamiento

La madera es un buen aislante como acabamos de decir, tanto desde el punto de vista acústico como térmico. Los suelos de madera aportan más calor a la estancia e incluso se puede usar este material para recubrir paredes, ya sea con un revestimiento simple o con la construcción de un mueble a medida tal como hemos visto en el punto anterior.

Utilizar revestimiento de madera sobre lana de roca ayudará en el caso de despachos contiguos en los que se transmite el sonido. Esto hará que los despachos sean más íntimos, no se escuche el ruido del exterior y por tanto las conversaciones con los clientes sean confidenciales. Además, ayudará a que cada persona pueda concentrarse mejor en su trabajo sin escuchar el teléfono o las conversaciones que tienen lugar a su alrededor.

habitacion-trabajo-madera

Como también es un perfecto aislante térmico, el gasto en calefacción o aire acondicionado se verá reducido, lo que es un beneficio para la empresa y también para el medio ambiente.

Una imagen elegante y ecológica

Al principio de este artículo hemos hablado de que la madera también da una imagen positiva de cara al cliente. Y es que este material siempre aporta elegancia y clase. Según la madera elegida y el estilo de muebles que se hayan encargado, la imagen podrá ser clásica o muy moderna, pero siempre tendrá sofisticación y transmitirá una gran impresión a los clientes que visiten las instalaciones.

Además, la madera puede ser un material muy ecológico si se escoge la adecuada. Por eso hay que alejarse de maderas importadas de alto precio y apostar por las maderas autóctonas que proceden de plantaciones responsables con el medio ambiente. No solo se estará apostando por algo sostenible, sino que además resultará más económico.

Hoy, cada vez son más las personas que apuestan por lo sostenible y por lo ecológico y que la empresa transmita esta imagen ayudará mucho a causar una buena impresión en los clientes que acudan. Esta imagen puede reforzarse con otros factores como el uso de papel reciclado o los grifos con sensores en los baños.