Seleccionar página

Con la llegada del frío llega la temporada en la que pasamos más tiempo dentro de nuestro hogar. Además, con la situación que estamos atravesando tampoco podemos hacer grandes planes, toca ser responsables. Con esto, la vivienda se ha convertido en nuestro refugio personal por lo que, ¿por qué no renovar su imagen y adaptarla al cambio de estación? Sigue leyendo este post y descubre cuales son las claves para decorar tu casa en otoño y conseguir sacarle el máximo partido. ¿Estás listo? 

Sofás cálidos y acogedores

En verano nos gusta salir a la calle y disfrutar de las terrazas, pero cuando llega el invierno el sofá es el mejor lugar al que regresar tras un largo día de trabajo. Y por eso, tenemos que hacer que este sea cálido y acogedor al máximo nivel.

Lo conseguimos gracias a complementos como los plaids o los cojines, muy agradables y suaves al tacto. Puedes escoger versiones con pelo artificial, en tendencia en la decoración de interiores.

Centros de mesa otoñales

Los centros de mesa para la isla de la cocina, la entrada, la mesa de centro de la sala o del comedor son elementos decorativos muy importantes en la imagen de nuestro hogar. Crea centros otoñales usando hojas secas que puedes cubrir con laca dorada, piñas artificiales o ramas de árboles secas.  

Las flores secas también son adecuadas para este tipo de centros que nos harán sentir que el otoño ha llegado a nuestro hogar gracias a sus tonalidades anaranjadas, cobrizas amarillentas propias de esta época del año. 

Decora en tonos tierra

Los tonos tierra son una de las tendencias que mayor importancia está adquiriendo en la decoración de textiles de hogar este otoño. No dudes en comprar fundas de cojín con estos colores para la sala de estar u otras habitaciones del hogar como el dormitorio.  

También puedes llevar este tono a las cortinas, consiguiendo una decoración con un tinte romántico en un ambiente muy especial. Los tonos tierra nos recuerdan a los paisajes otoñales, con hojas caídas y menos espesor de hierba.

claves-decorar-casa-otono

Reorganiza el interior de tus armarios para dar cabida a toda la ropa de abrigo

En otoño sacamos la ropa de abrigo de los trasteros y la traemos de nuevo a los armarios. Es cuando nos damos cuenta de que, tal vez, el interior de los armarios no está tan bien aprovechado como debería y estos están desorganizados. Antes de bajar la ropa de otoño y de invierno, dales un repaso a tus armarios empotrados y reorganiza su interior.

Crea más capacidad de almacenaje de estantes o cajones según necesites y deja suficiente espacio para colgar abrigos y cazadoras. Siempre que sea posible, puedes crear un nuevo armario empotrado en la entrada de la vivienda para colgar este tipo de prendas, que siempre van a estar mucho mejor en este lugar de la casa, para poder guardarlas una vez llegues a tu hogar.

Baúles que darán personalidad a tu cuarto

Los baúles de madera en tonos oscuros son muy otoñales y tienen una gran personalidad. Puedes hacerlos tú mismo ya que el aspecto rústico está de moda. El lugar para estos elementos pueden ser los dormitorios, que podrás destinar al almacenaje de cualquier objeto. En el dormitorio principal, siempre que haya espacio, quedan perfectos a los pies de la cama. 

También pueden usarse como mesa de centro para el salón, colocando encima un cristal. Este puede ir unido a la tapa de modo que se pueda levantar para guardar cosas en el interior sin tener que sacarlo para acceder al interior.

Alfombras cálidas para tus suelos de madera

Los suelos de madera son muy atractivos y bonitos. La madera es un material muy cálido de por sí, pero las alfombras no solo le van a dar un toque extra de calidez, también lo van a proteger de los arañazos.

Hay que colocar alfombras en zonas muy estratégicas, por ejemplo, en la zona del sofá la alfombra debe de quedar situada bajo este y cubrir toda el área de la mesa de centro. Así, los pies siempre se apoyarán sobre la alfombra mientras se ve la televisión.

En el comedor, la alfombra debe de cubrir el área de la mesa y de las sillas, permitiendo que las sillas puedan moverse con facilidad sobre la alfombra, sin que queden demasiado justas ya que podrían acabar con patas sobre la alfombra y otras sobre la madera.

En el dormitorio puedes optar por tres alfombras, una a cada lado de la cama y otra a los pies, o por una de gran tamaño sobre la que irá situada la cama y que debe de sobresalir por los tres lados. Es la opción más moderna, pero también supone contar con una alfombra de mayor tamaño.

Estas son las claves para decorar tu casa en otoño y tenerla bonita, cálida y muy actual.