Seleccionar página

¿Vas a cambiar tu armario por uno nuevo? ¿Estás pensando en construir armarios vestidores a medida para tu hogar? Contar con un vestidor es sin duda la mejor opción para tener toda la ropa bien organizada en un lugar cómodo y donde cada cosa tenga su lugar y haya un lugar para cada cosa.

Pero para que el cambio de armario a vestidor sea todo un éxito, es fundamental diseñarlo correctamente y para ello hay que tener en cuenta algunos aspectos básicos que nos ayudarán a entender qué es lo que necesitamos y lo que mejor se adaptará a nuestras necesidades.

Estas son algunas preguntas básicas que debes de hacerte antes de realizar el cambio de armario y que te pondrán en la pista de qué es lo que necesitas.

¿Qué echas de menos en tu armario?

Esta es la primera pregunta que tienes que hacerte cuando vayas a cambiar de armario y vayas a encargar tu armario vestidor. ¿Echas de menos más espacio para colgar ropa? ¿Quizás lo que necesitas sea un lugar diferente para los zapatos? ¿O precisas de cajones para cosas pequeñas?

Todos estos espacios son fundamentales en un armario, pero en qué medida lo es cada uno de ellos va a depender de la forma en la que organizas tu ropa. Además, debes de tener en cuenta algunos trucos que pueden ayudarte mucho en la organización. Por ejemplo:

  • Crea un espacio para colgar partes de arriba, otro para colgar partes de abajo y otro para prendas largas. Así todo estará mucho más ordenado y sabrás en qué lugar tienes que buscar cada tipo de prenda.
  • Los zapatos no tienen por qué estar en la parte de abajo del armario. ¿De verdad es cómodo para ti agacharte a buscar tus zapatos favoritos? Seguro que más de una vez se te han mezclado todos los pares. Un zapatero con huecos individuales para zapatos y para botas es lo mejor y estos huecos pueden estar situados de arriba abajo en un lateral del armario, por ejemplo.
  • Las zonas menos accesibles, como la parte superior y la parte de abajo pueden destinarse a guardar ropa de cama, maletas o, en caso de que no se pueda tener toda la ropa en el armario, las prendas de otras temporadas. Dado que no son cosas que se vayan a usar a menudo, allí estarán bien guardadas y se reservará el espacio cómodo del armario para el día a día.

¿Deberías de ponerle puertas?

Al construir un vestidor una de las preguntas más comunes es si se le debería o no de poner puertas. Si te estás preguntando esto no mires catálogos para tomar una decisión. Mira tu armario actual. ¿Crees que quedaría bonito sin puertas? ¿Eres una persona ordenada que siempre tiene el armario perfectamente impecable y en estado de revista o, por el contrario, siempre colocas todo rápidamente sin preocuparte demasiado por cómo queda?

Si eres alguien muy amante del orden puedes arriesgarte con el vestidor sin puertas, muy elegante y muy bonito en las fotos pero que requiere de personas dispuestas a tenerlo todo en perfecto estado. Si por el contrario no eres tan organizado, mejor apuesta por las puertas, que se cierran y dejan ver un vestidor impecable y muy recogido sin importar que dentro no esté tan perfecto.

¿Dónde vas a colocar los espejos?

En un vestido es imprescindible colocar espejos. Estos pueden ir en las puertas de los armarios, ya sea en la cara exterior o en la cara interior. Pero si has optado por un armario sin puertas tendrás que buscar otro lugar en el que colocarlo.

Por ejemplo, si el lugar en el que vas a poner tu vestidor tiene una columna, ¿por qué no poner ahí el espejo de cuerpo entero? Seguro que es una zona que no se iba a aprovechar fácilmente.

También puedes aprovechar la misma puerta de la habitación para poner un espejo de pie fijo. Por último, si el vestidor es suficientemente grande como para que no se convierta en un obstáculo, puedes poner un espejo de pie en madera, a juego con la madera del vestidor y totalmente independiente de los armarios.

¿Quedan huecos sin aprovechar?

Ya por ultimo echa un último vistazo al diseño y asegúrate de que todos los huecos estén perfectamente aprovechados. Si queda algún espacio muerto o al que no se pueda acceder fácilmente, como por ejemplo en las esquinas, asegúrate de buscar soluciones para poder llegar a ellos o para poder guardar cosas que no uses con frecuencia y que quieras tener seguras.

En una de esas esquinas puedes aprovechar para colocar una caja de seguridad para tus joyas o para documentos de especial valor. De este modo no solo estarán seguras, sino que al estar en un lugar que no es de fácil acceso puede incluso pasar desapercibida en caso de robo.