Seleccionar página

La madera es un material muy versátil que puede utilizarse para todo tipo de cosas en el hogar, tanto en el interior como en el exterior. Pero es importante elegir la madera adecuada para conseguir que se mantenga bonita mucho tiempo y que ofrezcan los resultados esperados, además de que no se nos dispare el presupuesto.

Madera para exterior

La madera para exterior tiene que ser capaz de aguantar la intemperie manteniendo su mejor cara. Especialmente si estamos hablando de la zona de la piscina, por ejemplo, en donde le va a dar fácilmente el sol gran parte del día y, además, tendrá que soportar mucha agua.

La madera de teka se utiliza mucho en este tipo de suelos por su gran resistencia al agua. De hecho, es la madera que se utiliza normalmente en las cubiertas de los yates porque se mantiene en muy buen estado durante mucho tiempo en las peores condiciones: sol y salitre.

Existen otras maderas similares a la teka que también soportan muy bien el exterior pero, generalmente, resultan mucho más caras. Se trata de maderas que provienen de otros países y de ahí su alto precio. No obstante, vale la pena tener madera de teka o este tipo de maderas ya que van a estar en buenas condiciones y más bonitas por más tiempo.

También hay la solución de instalar suelos sintéticos, que no necesitan mantenimiento pero que tienen una vida más corta ya que una vez que se deterioran no pueden repararse, mientras que la madera sí.

Madera para suelos de interior

La clave para elegir la madera para los suelos de interior radica en el uso que se vaya a dar a estos suelos. Si estamos hablando de un suelo para un pasillo o para un salón, tendremos en cuenta que son lugares de mucho tránsito y que hay que elegir una madera con una buena dureza.

Si el parqué que se va a colocar tiene varias capas, la capa exterior debe de ser lo más ancha posible, ya que, es la que va a determinar las veces que se pueda pulir el suelo y por tanto lo que va a durar realmente. Los suelos de madera maciza son casi eternos pero el problema es que son muy caros y, además, más complicados de colocar.

Si se quiere poner madera en el suelo del dormitorio no es preciso buscar la más resistente. Se supone que en la habitación el tráfico de personas no va a ser mucho, ya que el tránsito abundante y determinados tipos de suela de zapato son el principal enemigo de los suelos de madera porque acaban marcándola.

Madera para cocinas

Las cocinas necesitan de una madera de calidad, que se pueda tratar para resistir no tanto el agua como el vapor que se produce al cocinar y, sobre todo, los productos para quitar la grasa y limpiar. La madera de roble es una de las más utilizadas para la fabricación de cocinas debido a su resistencia. En algunos casos se utiliza el pino, por ser muy económico, pero hay que tener en cuenta que es una madera menos resistente y de peor calidad.

Esta madera suele tener un tratamiento además de un barniz de muy buena calidad que se encarga de protegerla de la humedad. Pero hay que cuidarlas limpiándolas con limpiadores jabonosos adecuados, evitando usar estropajos con ellas y, sobre todo, teniendo una buena campana extractora que evite la formación de vapor en la cocina.

Para que estas cocinas se mantengan bonitas hay que lijarlas y barnizarlas cada ciertos años, consiguiendo así que mantengan toda su belleza. Se trata además de un estilo atemporal que vuelve a ser tendencia.

Dentro de las cocinas de madera encontramos también las de aglomerado, las chapadas y las contrachapadas, que pueden ser de diferentes calidades según sus terminaciones. Pero no tienen ni la belleza ni la elegancia de las cocinas de madera maciza.

Madera para muebles

Los muebles son los que permiten una mayor diversidad en el uso de la madera. Son para interior, generalmente, y por tanto no necesitan que la madera tenga unas condiciones especiales. Se escogerá en función de la belleza de la madera y del precio.

La madera de pino suele ser la más barata, pero también la menos duradera. Las maderas como el roble son muy valoradas para los muebles por su resistencia y su belleza, además tiene precios bastante razonables.

La madera de haya también tiene mucho éxito por su color y por su resistencia a precios competitivos. Por último, la caoba dejó de estar de moda pero se está comenzando a recuperar el gusto por los muebles oscuros debido a que esta madera tiene una gran belleza natural, pero también es bastante cara.