Seleccionar página

Si dispones de él, seguro que sabes que el jardín es el lugar favorito de la casa cuando llega el buen tiempo. Pero hay que tenerlo cuidado y a punto para poder disfrutar al máximo de ese espacio. Si eres de los que crees que el jardín es para descansar y no para trabajar, entonces estarás de acuerdo con que la mejor opción es el césped artificial si quieres lucirlo cada verano.

Además, es la más ecológica de las opciones, ya que no precisa regarse y se va a ver perfectamente verde sin necesidad del uso de excesiva agua. La hierba artificial no crece, no es necesario cortarla y dado que se ha tratado previamente el suelo, lo habitual es que no aparezcan malas hierbas o solo lo hagan de forma muy ocasional.

Estando de acuerdo en que el césped artificial es la opción más cómoda y la más adecuada para la mayoría de las viviendas, ¿qué tips podemos seguir para que se vea siempre bonito y nuestro jardín sea llamativo, cómodo y muy atractivo?

Te damos algunos consejos para que tu jardín se vea estupendo y este verano puedas disfrutar de ese espacio tanto como desees.

Tips para combinar jardín y áreas de otros materiales

Una de las primeras decisiones que tienes que tomar es…¿Césped o zona cementada? No hay por qué elegir entre una y otra. Se puede combinar una zona de césped con otra de cemento o de hormigón impreso, tan de moda en estos momentos. También con otros materiales como la madera o incluso con la tierra apisonada.

La combinación de diferentes materiales puede dar una gran riqueza al jardín y hacer que visualmente resulte mucho más atractivo. Se crean así distintos espacios para fines diversos, como por ejemplo una tarima de madera para tomar el sol, un camino de tierra apisonada o una pista de hormigón impreso para realizar comidas al aire libre.

Es importante tener claro el diseño de exteriores que se desea y los usos que se le quieren conseguir en cada área. En algunos casos se puede recurrir a un experto en diseño de jardines para que cree un lugar único en el que nos encante estar durante todo el año, aunque lo disfrutemos especialmente en la primavera y en verano.

Tips referentes a la limpieza del césped

La limpieza del césped artificial es muy sencilla. Con frecuencia se debe de limpiar con un rastrillo específico para este material. Este rastrillo permite que las briznas de hierba que se han aplastado al pisar o al tumbarse se levanten y queden como el primer día.

También permiten poder recoger los papeles o las hojas secas que hayan caído. En el caso de que se tengan perros u otras mascotas, también se puede limpiar los restos de heces o los juguetes que hayan podido dejar dispersos por el campo de forma fácil.

Al realizar este proceso de limpieza se puede aprovechar para comprobar que todo está bien, que no hay agujeros en la moqueta o que no están saliendo malas hierbas. De ser así, se debe de aplicar el tratamiento para evitar que estas proliferen.

También se puede regar el césped artificial para limpiarlo a fondo con el agua. No es necesario que sea un proceso demasiado largo, solo salpicar todo el campo para que se limpie y también para que se refresque en las horas de más calor para que no queme.

Existen máquinas específicas para limpiar el césped artificial de una manera muy cómoda y rápida si se desea mecanizar el proceso. La frecuencia de limpieza de la hierba artificial dependerá de cuánto se use el jardín y de la forma en que se haga, así como de la cercanía o no de árboles o de focos de suciedad que puedan depositarse en el campo.

Descubre todos los cuidados que necesita en este post: Cuidados para el césped artificial en verano

Tips para combinar césped artificial con plantas naturales

Si te gustan los árboles o arbustos o algunas plantas naturales pero no quieres tener que cuidar todo un campo de césped, ¿por qué no combinar ambas cosas? Es posible reservar en un campo pequeñas áreas para un arbusto, una planta o una zona con flores naturales. Esto le dará una imagen mucho más fresca y alegre al conjunto y el trabajo que necesitas para que todo se vea perfecto se ceñirá exclusivamente a esas áreas.

Normalmente, para hacer que todo resulte mucho más sencillo y evitar que se acaben mezclando espacios, las zonas de plantas naturales se delimitan con un borde de piedra o de madera que no solo hace de frontera, sino que ayuda a que se pueda dar un acabado mucho más atractivo al borde del césped artificial.

Solo hay que tener cuidado de no elegir plantas que tengan raíces que se extiendan mucho y que resulten muy superficiales ya que podrían acabar levantando el campo de césped artificial. Es preferible elegir plantas con poca raíz y siempre que crezca hacia abajo.