Seleccionar página

La entrada de una vivienda es muy importante y por eso los tips para decorar un recibidor sin luz natural también son básicos en cualquier hogar. Cuando cualquier invitado o vecino llega a casa, es el recibidor lo primero que ve ya que queda expuesto a todas las miradas.

Tener un recibidor bien ordenado y con una decoración cuidadosa dará una buena imagen de la casa, mientras que, si el recibidor se ve en desorden o incluso ordenado pero muy oscuro, la sensación va a percibirse siempre como algo negativo. Pero, sin embargo, no son los espacios más cuidados por los arquitectos ya que suelen pecar de ser pequeños, estrechos y oscuros.

No podemos evitar que esto sea así, pero sí podemos jugar nuestras mejores cartas con lo que tenemos en el hogar para conseguir que se vea lo más bonito posible y que la sensación de desorden o de oscuridad no se presenten nunca en esta estancia. Así, cuando abramos la puerta, la gente verá un lugar luminoso, bonito que invita a pasar porque parece prometer una casa que, como mínimo, estará igual de cuidada y de bonita.

Tips de decoración para recibidores de interior

Vamos sin más a enumerar algunos tips de decoración perfectos para decorar recibidores que no tienen luz natural y que, por tanto, son a priori demasiado oscuros. Verás como muchos de ellos pueden encajar perfectamente en tu entrada y son, además, muy sencillos de llevar a cabo.

#1. Los espejos

Los espejos son muy buen recurso para lugares oscuros ya que reflejan la luz y pueden crear una sensación de mayor luminosidad a la vez que de mayor espacio. Coloca el espejo y los puntos de luz estratégicamente situados y verás como el recibidor se ve mucho mejor, e, incluso, parecerá más amplio y acogedor. Aunque es un truco muy viejo, es tan efectivo que nunca está de más recordarlo.

#2. El color blanco

Es otro truco con doble función ya que el color blanco refleja muy bien la luz, por lo que aporta mucha luminosidad y, ópticamente, hace que los espacios parezcan mayores. Por eso, es una gran elección de tono tanto para las paredes como para los muebles, consiguiendo así crear una sensación de luminosidad y amplitud más que deseable para este tipo de lugar.

#3. Los armarios invisibles

Los armarios invisibles en tonos blancos lacados son un buen recurso para un recibidor sin luz natural. Nos referimos a un tipo de armario que cubre la pared en su totalidad, de arriba abajo y que no lleva ningún tipo de tirador, por lo que parece que es una pared lisa. Al tener un tono de blanco lacado con brillo refleja la luz y todo resultará más luminoso. A la vez, conseguirá que el recibidor se vea más grande, lo que resultará muy práctico para guardar ropa y calzado al llegar de la calle.

armario-invisible

#4. Los focos y apliques

Los focos y los apliques son dos recursos magníficos para dar mucha luz en el recibidor. Coloca unos apliques empotrados en el techo y unos focos o apliques sobresalientes en la pared, por ejemplo, a ambos lados del espejo. Verás el resultado y cómo todo se ve mucho más luminoso. Utiliza bombillas que tengan mucha luz natural o atrévete con la luz fría para conseguir una mayor sensación de luz intensa.

#5. Parte de la puerta de entrada de cristal

Es la idea más atrevida y somos conscientes de que no puede aplicarse en cualquier casa. Por ejemplo, en un edificio de apartamentos las puertas de entrada suelen tener uniformidad, pero incluso de no ser así, el tráfico de gente por las escaleras y los descansillos podría hacer que la casa tuviera muy poca intimidad. Esto podría, no obstante, solucionarse con cristales que dejen pasar la luz, pero no dejen ver el interior de la vivienda. Por supuesto, tienen que ser cristales fuertes, mejor si son blindados, para que no supongan un problema facilitando la entrada.

puerta-casa

En una casa unifamiliar esto suele arreglarse con una doble puerta, una tradicional, de seguridad y una segunda acristalada. Cuando la familia está en casa, la puerta de seguridad se mantiene abierta y así la luz pasa a través de la acristalada. Pero al salir, se cierra para que no se convierta en un acceso fácil para cualquiera que quiera penetrar en la vivienda sin autorización.

Con estos tips para decorar un recibidor sin luz natural tu casa será más luminosa, parecerá más grande y te encantará abrir la puerta y que todo el mundo pueda admirar tu entrada gracias a los cambios realizados.