Seleccionar página

Durante los últimos años las tendencias en cuanto a la decoración del hogar en lo que se refiere a la madera han sido bastante unánimes: los tonos claros y con mucho brillo han sido los favoritos del público.

Si hablamos de los suelos, tarimas y parquets se han realizado en tonos como el color haya o los efectos miel, lo mismo que las puertas de paso. Cuando nos referimos a los muebles, los lacados en blanco se han llevado la palma en la decoración de nuestros hogares. Si hay que hacer una salvedad la tendríamos que hacer con el tono wengue el cual, a pesar de ser oscuro, sí se ha utilizado mucho, especialmente combinado con el blanco para ofrecer un contraste.

En las cocinas, los lacados en rojo, en naranja e incluso en colores atrevidos como azules o verdes han sido la sensación y las elecciones favoritas de los compradores junto al blanco de toda la vida y las combinaciones con negro, que siempre resultan elegantes.

Pero las cosas están cambiando y ahora, la madera en sus tonos más oscuros, amenaza con llegar a nuestros hogares.

La madera oscura empieza a volver tímidamente

Nuestros abuelos solían comprar muebles pensando en que duraran toda la vida, por eso apostaban por el roble o por la caoba, maderas de gran calidad y muy duraderas. En la mente de muchas personas jóvenes, estos tonos oscuros están asociados a líneas antiguas demasiado clásicas.

Pero la moda de lo vintage ha contribuido a que muchas personas hayan comenzado a restaurar muebles antiguos para sus hogares, dejando que estos tonos oscuros entren en sus casas. Y se han dado cuenta de que no tienen por qué estar necesariamente relacionados con lo pasado de moda.

Ahora que la madera en colores oscuros está regresando tímidamente a las tiendas de muebles especializadas, muchos ven con sorpresa como esos tonos encajan perfectamente no solo en los muebles vintage, sino también en los diseños más modernos. Por supuesto, no hablamos solo del caoba, sino también de los tonos grises envejecidos o las gamas medias que ofrecen una gran variedad.

Otro de los falsos mitos asociados a la madera más oscura es que no encaja bien en las casas pequeñas y que resta luminosidad. Esto solo ocurre cuando se recarga demasiado el ambiente. Por ejemplo, un suelo oscuro combinado con una alfombra y unas butacas en tono claro hará que todo destaque más sin hacer que se pierda luz.

Si no te atreves a dar el paso de forma radical siempre puedes mezclar maderas claras con oscuras como en la siguiente foto:

madera-oscura

El toque primaveral que tus muebles necesitan

Nosotros recomendamos dar un toque primaveral al hogar a través de pequeños elementos que sean fácilmente intercambiables.

Si queréis ir más allá del cambio típico, fácil y que todo el mundo espera, es decir, del cambio de los textiles. Prueba cambiando elementos como los tiradores en los muebles de cocina o en los armarios, prueba con incluir el tono dorado rosado muy de moda últimamente; incluye plantas sobre ellos, los elementos naturales vienen de la mano junto a las tendencias de primavera; etc.