Seleccionar página

En el mercado encontrarás gran cantidad de tableros o paneles realizados exclusivamente con madera o mezclando la madera con otros productos como resinas o celulosas. Encontrarás distintas calidades y diferentes acabados pensados para usos muy variados, desde piezas que exclusivamente dedicadas a la construcción hasta los que sirven para la realización de muebles de alta gama.

Conocer los tipos de tableros y sus usos, nos ayudará a escoger el más adecuado para cada trabajo. Pero incluso conociendo sus características principales a grandes rasgos, tal y como vamos a hacer a continuación, nos podemos encontrar con dudas sobre cuál es el más adecuado para un trabajo en concreto.

El consejo de los especialistas siempre es muy importante para escoger los materiales más adecuados y conseguir así un buen resultado sin gastar de más, pero sin comprar algo inferior a lo que vamos a necesitar para que nos ofrezca los resultados que esperamos. En Agloma estaremos encantados de aconsejarte sobre las dudas que puedan surgirte.

Tableros de madera maciza

Los tableros de madera maciza son los que están fabricados a partir de madera que simplemente es cortada, cepillada y sometida a tratamientos para aportar distintos acabados o para aumentar su resistencia, siendo los más comunes la pintura y el barniz. Encontramos madera maciza en todo tipo de muebles e incluso, este tipo de paneles también se utilizan en la construcción.

Podemos encontrar paneles de madera sin pulir, que actualmente están muy de moda para decoración, que se utilizan tanto para estanterías como para mesas o consolas de aspecto muy rústico. También se puedes conseguir paneles de madera maciza de distintas clases, como los de pino y abeto hasta otros tipos de madera más nobles.

Tableros de varios tipos de madera

Dentro de los tableros de madera, vamos a incluir todos aquellos paneles fabricados a partir de materiales derivados de la madera. Esto incluye:

  • Aglomerados: Están formados por partículas de madera y otros derivados de la celulosa que se unen mediante un pegamento, presión y calor. El resultado es un material muy resistente que se utiliza mucho en la construcción, en embalajes para objetos muy pesados y en carpintería.
  • MDF: Se obtiene también mediante el calor y la presión de fibras de madera. Como sucede con el aglomerado hay distintas calidades y densidades, lo que determinará su uso. Los tableros MDF son muy utilizados en carpintería y bricolaje.
  • Sandwich: Su nombre es muy gráfico, ya que se trata de dos tableros de madera externos de madera unidos a un núcleo de espuma rígida de poliestireno extruido. Es muy utilizado para cubiertas que precisan de un aislamiento.
  • Rechapados: Son tablones contrachapados recubiertos de una lámina de madera natural, lo que les da el aspecto de ser todos ellos de madera maciza. Muy utilizados en el sector de la construcción de muebles.
  • Contrachapados: Se realizan pegando varias chapas de madera, logrando un material altamente resistente que además de usarse en la construcción y en la fabricación de muebles se utiliza también en la industria.
  • Alistonados: Consiste en piezas de madera natural unidas mediante un sistema de pegado creando un panel continuo. La calidad de los alistonados va a depender en gran medida de la calidad de la materia prima y de los pegamentos empleados. Se emplean para muebles, recubrimientos y suelos.
  • Compacto: Estos tableros están formados principalmente por resinas aunque contienen también fibras de otros tipos. Están recubiertos por paneles de madera y todo el conjunto se prensa a alta presión y temperatura. Son muy pesados y se utilizan, por ejemplo, en la fabricación de cocinas.
  • Fibracolor: Son tableros realizados con diferentes fibras y con acabados que le dan texturas distintas que además, juegan con el color. Esto los hace muy demandados en proyectos de interiorismo.

Paneles decorativos

Los paneles decorativos son, en realidad, una variante de los tablones de aglomerado y de los MDF, con un acabado que hace que tengan unas utilidades más amplias. Estamos ante tablones que se recubren con melamina para imitar otros materiales. Los paneles decorativos tienen las mismas propiedades en cuanto a fuerza y resistencia que el aglomerado o el MDF, solo que con este recubrimiento se le da un acabado diferente y más decorativo.

Este tipo de paneles son muy utilizados para la fabricación de muebles de interior de todo tipo, encimeras, puertas de cocina etc. Pueden recibir tratamientos adicionales para ser más resistentes al agua. Las calidades pueden variar mucho en función del tipo de recubrimiento, lo que también va a influir en su coste.

Si necesitas cualquier tipo de asesoramiento para completar la decoración de tu hogar, contacta con nuestros expertos, te mostraremos las opciones que mejor se adaptan al diseño que tienes en mente. ¿A qué esperas?