Seleccionar página

Los suelos de tarima son prácticos, elegantes, cálidos y muy fáciles de limpiar. Todo esto los ha convertido en una muy buena elección tanto para el interior como para el exterior del hogar. En Agloma disponemos de diferentes tipos de tarimas para que el cliente siempre pueda encontrar lo que necesita para su hogar.

 

  • Tarimas laminadas

 

Las tarimas laminadas son aquellas que están formadas por diferentes capas de material. Estos materiales pueden ser de diferentes calidades y resistencias. La capa visible imita a la madera tanto en sus colores como en el relieve y está recubierta por una capa transparente que es la que determina la resistencia al desgaste que se produce por las pisadas y el uso diario.

Algunas de estas tarimas son totalmente resistentes al agua pudiendo instalarse en cuartos de baño o en cocinas, algo que era impensable hace muy pocos años. La ventaja de estas tarimas está en que no necesitan mantenimiento y sus precios son más bajos que los de la madera, aunque su vida útil es  más corta.

En Agloma trabajamos con diferentes fabricantes de tarimas laminadas para darle al cliente la máxima posibilidad de elección. Actualmente disponemos de tarimas Pergo,  Finsa, Parador y Flint.

 

  • Tarimas de madera

 

En las tarimas de madera, al contrario que en las laminadas, cada pieza está formada por un único material: la madera. No hay pues láminas de distintos materiales. La ventaja de estos suelos está en la belleza y en que bien cuidados y con los mantenimientos necesarios, duran para toda la vida. Su desventaja está en el precio, más elevado que el de las tarimas laminadas.

Se pueden encontrar en diferentes tipos de madera, la cual  no solo influye en la estética, tambiénen la calidad y en la resistencia del suelo. Actualmente podemos ofrecer tarimas de madera de Galparquet, Pergo madera y de Parador Madera.

 

  • Tarimas de exterior

 

Para las tarimas de exterior contamos principalmente con dos tipos de tarima, la llamada tarima tecnológica y la tarima maciza. La tarima tecnológica es una tarima que se fabrica a partir de madera reciclada, incluso serrín, el cual se mezcla con resina y otros productos químicos formando un pavimento de apariencia muy similar a la madera pero con un precio inferior al de la maderas de buena calidad. Resiste bien la intemperie y tiene muy poco o ningún mantenimiento.

La tarima maciza está realizada en madera tratada para que aguante la humedad y la intemperie. Es algo más cara que la tecnológica y necesita de mantenimiento cada cierto tiempo, pero gana en confortabilidad y belleza.